Gasolinazo

Hace como diez años quería escribir un cuento sobre qué sucedería en una ciudad si repentinamente se acaba la gasolina. Le di muchas vueltas al asunto y lo dejé por la paz ya que me parecía demasiado inverosímil. Pensé iniciar la historia con un personaje que fuera rechazado en cinco gasolineras, hasta que se diera por vencido. Me imaginaba una ligera frustración en los habitantes de la ciudad, la cual mutaría en histeria colectiva con el paso de las semanas. Los ciudadanos robarían gasolina de autos estacionados y poco a poco se transformaría todo en un mugroso caos anárquico.

No era un tema tan original, otro motivo para no escribirlo. También debía investigar las vías de distribución de la gasolina en la región (porque pensé en Baja California) y encontrar un buen pretexto para que la gente no pudiera cargar gasolina al otro lado de la frontera.

No imaginé que se viviría una situación tan similar y tampoco visualicé lo fácil que es bloquear el flujo de combustible. Bueno, la realidad me ha superado, nuevamente.

Llegó el 2017 y con él nuestra primera mala noticia: un tremendo y horripilante gasolinazo. Esto ha traído protestas, movilizaciones y, sobre todo, muchos chistes. Es importante entender algo sobre los mexicanos: entre más chistes hagan de un problema, es mucho peor. Y los memes están a la orden del día.

Creo, desde el primer día de su mandato, que Enrique Peña Nieto es uno de los peores presidentes que hemos tenido. Representa lo peor del PRI, en uno de los peores momentos. Esa forma de pensar y esas estructuras ya no encajan con el siglo XXI. Pero es frustrante vivir las consecuencias. No puedo pensar en algo bueno que haya salido de él.

Algunos defensores del régimen afirman que es imposible que el gobierno controle los precios de la gasolina, ya que se ajustan a los precios internacionales. En esto coincido. De hecho, esto es así casi en todo el mundo. Lo que estas personas olvidan mencionar es que en este país, suba o baje el precio del petróleo, siempre sube todo. Además, esta precaria situación se debe a visión corta de este y anteriores gobiernos. ¿Cómo podemos afirmar que es una decisión inteligente? Es una decisión desesperada.

Si vemos todos los comunicados que ha dado el presidente, siempre existen mensajes ocultos, sutiles, de condescendencia y autoritarismo. El presidente nos habla como si fuéramos niños de cinco años, totalmente incapaces e ignorantes.

¿Quién puede dejar de ver las contradicciones del mensaje de Peña, cuando anunció que ya no habría gasolinazos? Y enfatizó: "Gracias a la reforma energética". Hoy dice que el aumento "no es por culpa de la reforma energética". Cuando bajaba antes el precio del petróleo, subía el precio de la gasolina. Y cuando sube, sucede lo mismo.

¿Creen que somos tontos? La respuesta es sí.

Seccion: 

Fatal error: Class CToolsCssCache contains 1 abstract method and must therefore be declared abstract or implement the remaining methods (DrupalCacheInterface::__construct) in /home3/hgomezc/public_html/www.badbit.org/sites/all/modules/ctools/includes/css-cache.inc on line 52